Un sudario en un burdel: paradojas de un ballet no tan clásico

“Be water, my friend.”
(Bruce Lee)

Clavigo, creado expresamente para el Ballet de la Ópera de París en 1999, es un ballet en dos actos del coreógrafo suizo Roland Petit. El ballet está inspirado en una pieza de teatro escrita por Goethe en 1774, que a su vez reproduce la historia de amor real entre la hermana del dramaturgo francés Beaumarchais y el periodista español José Clavijo y Fajardo. El ballet es, por tanto, un comentario sobre un comentario, una especie de metaficción dancística en la que se entrelazan varias capas de realidad y que ha sido reinterpretada en cada una de sus progresivas adaptaciones, por lo que reúne elementos de diferentes épocas.

Seguir leyendo