3/3 OBJETOS COREOGRÁFICOS LLEVADOS A LA DANZA EN LOS 20 ÚLTIMOS AÑOS

3) Desenlace:

Pienso que el desarrollo de toda una serie nueva de vertientes coreográficas con objetos en la escena se está generando debido a que nos encontramos en un lugar que ha llegado a ser evidente que todo tiene que ver con la danza, incluso ella misma, y con su relación con la nada. Y aunque la autonomía de la danza es irrevocable; el lugar de la danza se ha vuelto totalmente incierto.

Ahora la danza se dirige cada vez más contra todo lo que conforma su propio concepto, haciendo al mismo tiempo que se vaya transformando cualitativamente y convirtiéndose en otras cosas. Cada vez más la danza tiene su concepto en todo un sin fin de factores que van negando a ser enunciada, determinada o precisada en algo concreto. La danza solo se define en relación con lo que la danza no es. Pero se puede decir que la identidad de la danza con los objetos que nos rodean es al mismo tiempo la identidad de su concepto; pues la danza está emparentada con los objetos que forman el mundo mediante el principio que la distingue de este mundo. La danza está formada de la misma materia de la que están formadas las relaciones entre los seres humanos con su entorno cambiante del mundo. Por ello la danza va creando nuevas poiesis en las poiesis existentes de una manera inevitable pues como ya predijo René Magritte: “La creación de objetos nuevos; la transformación de objetos conocidos o el cambio de materia para ciertos objetos: un cielo de madera, por ejemplo; el empleo de palabras asociadas a las imágenes; la falsa denominación de una imagen; la realización de ideas dadas por los amigos; la representación de ciertas visiones del duermevela, fueron en general los medios de obligar a los objetos a convertirse por fin en sensacionales.”

La danza podría ir teniendo su mayor contenido en su propio carácter perecedero. El movimiento en sí va sacando a la luz continuamente capas nuevas, el movimiento envejece, se enfría, va oscilando en el tiempo. Llegando a esa conclusión pienso que lo realmente sustancial de todo hecho móvil reside en su inicio. ¿Pero dónde reside ese origen iniciático? El movimiento está motivado y llevado a cabo por algo que crea su impulso, es decir, todo movimiento debe estar basado en una justificación de la que sustentarse para poderse llevar a cabo; de este modo se entremezcla que el impulso inicial pueda venir dado tanto de un objeto como de un cuerpo danzante, causando el inicio de la manipulación móvil tanto de un objeto como del propio cuerpo. (Yo puedo golpear una pelota haciendo que se mueva y del mismo modo una pelota puede golpearme haciendo que yo me mueva). Ese motivo inicial puede ser puesto en acción mediante una causa: narrativa, sensorial, cognitiva, emotiva…

Coreográficamente es importante conocer y ser consecuente a la par que sincero con el inicio y origen de todo movimiento. Si giras 180º grados una hoja de papel donde hay un número 9 dibujado, no podrás eludir que lo que ha hecho que aparezca ese número 9 es que antes de girar la hoja lo que había dibujado era un número 6. Pues como dice Werner Knoedgen:

“El teatro con objetos es al mismo tiempo materia movida y movimiento materializado en algo.”


«Objetos coreográficos llevados a la danza en los últimos 20 años» es un texto escrito por Sergio Pla, alumno de coreografía de Conservatorio Superior de Danza del Institut del Teatre.
Esta entrada es la tercera y última parte del texto, dividido tripartitamente por el mismo autor. Si se desea leer el artículo entero, también se puede acceder desde nuestra página de Scribd.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s