1/3 OBJETOS COREOGRÁFICOS LLEVADOS A LA DANZA EN LOS 20 ÚLTIMOS AÑOS

Objetos coreográficos llevados a la danza en los últimos 20 años

Introducción

La cultura que forma nuestra sociedad está desarrollada por un gran tejido de signos, signos que al poseer por si mismos una forma y un contenido concretos permiten la existencia de una infinidad de objetos abastecedores de todo tipo de informaciones. Desde una cucharilla hasta el microchip más sofisticado del mundo, el ser humano construye un universo material que refleja sus necesidades y estados interiores. Este principio se extiende a la creación y a la construcción de signos estéticos que llamamos arte. Pero hoy en día el arte ya no tiene nada que ver con lo bello. Ahora el arte pasa a ser algo experiencial y de relación con todo aquello que no se conoce.

No vivimos en el mundo como generalidad, vivimos y habitamos a través de objetos e imágenes de objetos que nos rodean. Todo ello hace que podamos humanizarnos con el mundo sensibilizándonos con los cuerpos y objetos de nuestro entorno: ese es el rasgo exclusivo de la persona; la capacidad de gestionar lo sensible trabajando la conciencia de las cosas que forman su mundo. Aunque los objetos carezcan técnicamente de vida por sí mismos, esa sensibilización hacia el objeto viene dada en gran medida por la sensación de que algo en el interior de ese objeto mantiene una forma de subsistencia, algo que no se percibe mediante ningún sentido, solo la literal sensibilidad que se produce a través de su manipulación hace que ese objeto pueda llegar a “deslumbrarte”, que situado en un lugar y con un movimiento concreto llegue a “irradiarse”, haciendo posible sentir objetos mecánicos en objetos sensibles. Por lo tanto, el buen uso coreográfico de un objeto hace que este adquiera determinadas propiedades expresivas, surgidas de la asociación entre su su contexto y los elementos que lo constituyen.

Los objetos jamás mueren, solo se transforman. Aunque para todo niño cualquier objeto sea un “cuerpo sensible”; en los adultos cambia: esa relación se modifica, es el lugar escénico el marco idóneo para hacer que los objetos puedan volver a ser vistos como cuerpos sensibles por cualquier persona. Todo objeto, en el espacio escénico permite la acción total, soporta la historia, se anima, pasa a ser una extensión del cuerpo humano, se tiñe de energía… La danza, el teatro y el circo que se lleva a cabo mediante el uso de objetos juega totalmente con las experiencias de las lógicas humanas para después romper dichas lógicas en millones de pedazos.

Puesto que cualquier representación coreográfica se sustenta en las relaciones entre cuerpos de todo tipo, el desechar toda hipótesis de relación con el entorno y las cosas que nos rodean solo nos puede llevar a una búsqueda de la nada. Cualquier idea en cualquier tiempo o lugar del espacio lleva a una relación totalmente proximal con los objetos de nuestro entorno. ¿Es posible concebir la idea escénica prescindiendo de relaciones con todo lo que no sea nuestra esencia falsamente pura? ¿Es posible la desnudez extrema de un alguien levitando en espacios invisibles? ¿Cómo se logra no hacer nada con relación a nada? ¿Estar callado quieto y sin tocar nada no sería nada?

En realidad esa quietud bien callada ya es algo, algo realmente muy elocuente, con una gran cantidad de información para los que puedan estar observando. Irte de un lugar para que no te vean tampoco sería no hacer nada.

Si consiguieras llegar a hacer o decir nada representarías una obra totalmente perfecta, sin fallos en la elaboración, pues no sería nada, pero de igual modo sería todo lo que es nada.

Oigas donde oigas, mires donde mires; en cada rincón de este mundo, por muy profundo que sea, vas a encontrar un aglutinamiento de cosas que te van a hacer imposible hallar la nada.

Escribir con palabras que no digo ni hago nada lleva implícita una frase con letras, líneas y demás grafías que recorren el espacio. Y para no decir nada, ahora mismo no tendría que estar hablando de ella.

Cambiar de rumbo y hablar de la idea de vacío me lleva al espacio interestelar donde no existe presión de aire ni gases atmosféricos con el único resultado de evocar la idea de universo: tan concreta y clara que la nada no tiene cabida.

Y así mismo, con tal de no hacer nada, ni siquiera respirar para que ningún aire salga de la nariz y boca, llevaría es a un lugar del que no se sabe a ciencia cierta si la nada reside allí, pero seguro a espectadores se irían presentando situaciones muy alejadas de toda nada, donde los objetos médicos que fueran apareciendo tendrían mucho de qué hablar.

Una vez una tortuga gigante llamada Morla trató de explicar que era la Nada diciendo:

“Este es el mundo de la Fantasía humana. Cada parte, cada criatura, pertenecen al mundo de los sueños y esperanzas de la humanidad. Por consiguiente, no existen límites para la Fantasía… Pero se está muriendo porque los humanos están perdiendo sus esperanzas y olvidando sus sueños. Así es como la Nada se vuelve más fuerte.

La Nada es el vacío que queda, la desolación que destruye este mundo y mi encomienda es ayudar a la Nada, porque el humano sin esperanzas es fácil de controlar y aquél que tenga el control, tendrá el Poder.”

Por lo que al igual que esa Nada de La Historia Interminable, ahora mismo yo tengo el poder de decir que no voy a decir Nada. Esa Nada reside bajo mi capacidad de decir que no voy a hacer Nada por hablar de Nada. Ese lugar en el que me sitúas, es donde esa obra mía llamada Nada vive y habita sin que sea Nada, siendo a la vez todo ante tu mirada.


«Objetos coreográficos llevados a la danza en los últimos 20 años» es un texto escrito por Sergio Pla, alumno de coreografía de Conservatorio Superior de Danza del Institut del Teatre.
Esta entrada es la primera parte del texto, dividido tripartitamente por el mismo autor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s