Sol (Sun – Hofesh Shechter Company)

https://entemporadaweb.files.wordpress.com/2014/10/7c40c-sun201.jpgQuizá la palabra “salacot” no esté integrada en nuestro vocabulario, pero sí está bien encajada la imagen del explorador colonial en busca de acción: botas altas, bolsa con provisiones a un hombro y rifle cargado al otro. En la cabeza, el gorro, el mentado salacot, digno del mejor Stanley, Livingston y demás e históricos curiosos del África colonial en busca de acción y apropiación. Tanto Stanley como Livingston fueron igual de ingleses que Thomas Edward Lawrence (A.K.A.Lawrence de Arabia), a quien también se hace referencia en este espectáculo que no los contempla héroes de la Pérfida Albión (epítome de nación colonizadora), sino meros dibujos de las otrora personalidades: imágenes a tamaño natural que recorren el escenario de izquierda a derecha, de atrás adelante, como lobos que persiguen ovejas danzarinas y jóvenes miembros de alguna tribu centroafricana.

Responsables de estas imágenes en movimiento son los bailarines de la ecléctica y multirracial Hofesh Shechter Company, que las manejan a modo de máscara y asoman tras ellas de vez en cuando del mismo modo burlón con que la voz en offdel coreógrafo y director del espectáculo, Hofesh Shechter, nos invita desde el principio a una obra con “puto [sic] final feliz”. Falsamente gutural, esta voz calmada advierte y adoctrina (un punto en exceso hacia el final, cuando la burla desorienta por el perfil general del público congregado la noche del 10 de julio en el Teatre Grec, más dispuesto a la recepción activa que al juicio pequeñoburgués), y también recuerda aquella sesión de hipnotismo a la que Max von Sydow nos indujo en Europa (Lars von Trier, 1991).

El nuevo espectáculo de la compañía creada en 2009 por este israelí afincado en Londres que le ofrece su nombre, se presentó las noches del 9 y 10 de julio en el Teatre Grec y es sencillamente Danza: despreocupada y rigurosa, alocada y precisa, con un sentido del ritmo en los coros que roza la magia y que hasta la consigue cuando se entreteje con el ritmo de músicas superpuestas. Si de repente estas músicas cesan, los bailarines aparecen (o desaparecen) y el público arranca en aplausos espontáneos y sinceros. Cuando regresan, lo hacen para entonar Irving Berlin, Wagner y las composiciones del propio Shechter, conocido en Barcelona por sus otras piezas presentadas en el Mercat de les Flors: las rebeldes Uprising (temporada 2009-2010), Political y Mother (temporada 2010-2011) y The Art of Not Looking Back (presentada junto a Uprising en febrero de 2013).

Todo en Sun es fuerza y risa: el repaso a las danzas oriundas de países colonizadores y de territorios colonizados, el sol que brilla reflejado en una sábana ondeante (de repente, una bandera), o un vestuario que remite a otras épocas de contextos acomodados (frac, fajines, bombachos); con una excepción: los payasos infiltrados, muy acorde con las declaraciones del director sobre el espectáculo: “A través de la claridad, podemos lidiar con cosas muy intensas, como el clown que presenta al rey lo que ningún otro se atrevería a decir. QuizásSun es payasear mientras se hace emerger cosas a las que no deberíamos mirar. Todo está bien en la superficie, pero definitivamente no debajo”.

Le reprochamos el punto adoctrinador y la reiteración en algunos números, peroSun es, en suma, un buen espectáculo. Queremos que sus verdades incómodas se repitan en la temporada 2014-2015 del Mercat, y desde luego las hubiéramos preferido a otras maravillas en la apertura del, hasta la fecha, muy irregular Grec 2014.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s